Cómo cuidar correctamente tus suculentas

Estas pequeñas plantas se han convertido en unas de las más escogidas para decorar tanto interiores como exteriores, pero no solamente porque se adapten a cualquier ambiente, sino también por la cantidad de variedades que ofrecen con sus respectivas características que hacen a cada variedad única en su especie.

El único problema que tienen este tipo de plantas es que requieren de cuidados especiales, y caemos en la trampa de tratarlas como cualquier otra especie. Realmente, esto no quiere decir que sean difíciles de mantener, simplemente hay que conocer la manera.

Algo que no debemos olvidar de las suculentas es que son familia cercana de los cactus, por lo que requieren cuidados similares, y estos los conocemos mejor. Lo esencial para tener una planta de suculenta sana es un buen cultivo con un sustrato especial para ellas que les dé todo lo que necesitan.

Aun así, hagamos un repaso sencillo de algunos cuidados específicos de las suculentas:

1. Poca agua

Debemos saber que estas plantas provienen de climas áridos y acumulan gran cantidad de agua en sus grandes hojas, sus tallos y sus raíces, por lo que no requieren de excesiva agua.

De hecho, la causa más común de la muerte de una suculenta es el exceso de riego. Evita regarlas prácticamente en los meses húmedos.

2. Mucha luz

Son plantas de climas secos y soleados, por lo que necesitan de la luz para estar sanas, pero debemos tener cuidado con exponerlas directamente al sol durante mucho tiempo, ya que puede quemar secar sus hojas hasta quemarlas.

Un truco sencillo para saber si las estas exponiendo a demasiada luz es fijarte en el color de las hojas, si comienza a cambiar a algo más rojizo es que tienen exceso de sol.

3. Buen drenaje

Las suculentas guardan reservas de agua en su interior, por lo que no les viene bien que la tierra en la que están plantadas esté demasiado húmeda. Por esto, es importante que la maceta en la que vivan tenga un drenaje adecuado para liberar el exceso de humedad.

4. Un suelo sencillo

Teniendo en cuenta que estas plantas nacen en casi cualquier terreno (o no tiene por qué ser tierra como tal), no necesitan que el sustrato que se le aplique tenga una cantidad de nutrientes impresionante. Se recomienda el sustrato típico de cactus.

Unas plantas súper bonitas que no necesitan cuidados demasiado exclusivos. ¿Será la planta perfecta? No lo sabemos, pero lo que está claro es que no es nada raro que encanten a todo el mundo.

es_ESEspañol